DSCN0018El Matrimonio por la Iglesia es un Sacramento instituido por Dios y sujeto a la ley divina. Su propósito es unir a la pareja en el amor para perpetuar el acto creativo y engendrar los hijos de Dios. Solo la muerte puede disolver la unión consumada. Pero en diferentes ocasiones, y por causas específicas, la pareja unida por Dios, solicita voluntariamente el Decreto de Nulidad de dicho Sacramento. Para realizar este proceso, que requiere de varias etapas, entra en acción el Tribunal Eclesiástico, el cual es el organismo encargado de aplicar la justicia dentro de la comunidad Católica.

El Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Durango, al igual que los tribunales de otras diócesis, es el encargado de resolver asuntos de violaciones de leyes eclesiásticas y la imposición de penas a las mismas. Aunque la mayoría de los casos que en el mismo se resuelven, son las solicitudes de Decreto de Nulidad del Matrimonio. En la actualidad, se presentan hasta 50 de estos casos al año.  El Presbítero Licenciado  Guillermo Moreno es el Coordinador y Vicario Judicial de dicho tribunal, siendo el primer responsable el Excelentísimo Señor Arzobispo de Durango Don Héctor González Martínez.

¿Qué es el Decreto de Nulidad del matrimonio?

“Lo que dios unió,  que no lo separe el hombre.” Mateo 19, 3-12.   El Decreto de Nulidad de Matrimonio se refiere a la decisión tomada por el Tribunal Eclesiástico, que implica que nunca existió el vínculo matrimonial, es decir, que el Matrimonio es nulo. Es concedido cuando existe la carencia de algún elemento esencial para que el matrimonio sea válido. Por ejemplo, que una de las partes no intentaba ser fiel de por vida a la otra parte, que nunca pretendía tener hijos, o que era incapaz del matrimonio debido a alguna debilidad física o  condición psicológica que impide cumplir con el compromiso matrimonial. Antes de conceder la nulidad del matrimonio, el Tribunal habrá examinado meticulosamente la situación de la pareja.

El juicio para que el Tribunal Eclesiástico declare que un matrimonio nuca existió puede durar  hasta un año, debido al proceso que se debe seguir. Primero, debe asistir la pareja ante el tribunal para solicitar información respecto a la anulación del matrimonio. El tribunal se informa de la situación de la pareja, para tratar por todos los medios de preservar la unión, si es que es lo mejor para los fieles católicos. En caso que sea necesario, se otorgan pláticas de orientación a la pareja e incluso terapias psicológicas. Cuando las diferencias o carencias dentro del vínculo matrimonial no tienen solución, y  se decide seguir con el proceso de trámite del  Decreto de Nulidad del Matrimonio, se pasa por tres etapas en las cuales están presentes  seis sacerdotes expertos en el tema, un sacerdote defensor del vínculo y un diácono o laico que funge como notario

Etapas del proceso para otorgar el Decreto de Nulidad del  Matrimonio:

1).- Introductorio: aquí se expone el problema, mismo que queda documentado en un expediente realizado ante 3 Jueces del Tribunal, y un ponente que redacta la sentencia.

2).- Instrucción: se realiza un interrogatorio a la pareja, comprobando por medio de pruebas documentales y/o psicológicas, así mismo analizando el problema.

3).- Decisoria: después del tiempo de espera que es máximo a un año, se resuelve el problema. Normalmente una Diócesis vecina, debe verificar la sentencia y esta debe ser aprobada por un Obispo. Cualquiera sea la decisión, esta puede ser apelada a la Rota Romana (la corte de los matrimonios de la Santa Sede).

Datos del Tribunal Eclesiástico de Durango

  • El Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Durango lleva varios siglos en función en la Cuidad de Durango.
  • El tribunal de Nuestra Iglesia Local, apoya a las Diócesis de  Torreón y Chihuahua, a resolver los casos que en sus tribunales se presentan.
  • Hace 30 años se registraban dentro del Tribunal Eclesiástico de Durango, de dos a tres casos por año. En la actualidad el índice de solicitudes ha aumentado considerablemente, atendiéndose de 40 a 50 casos al año.

El Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Durango,  atiende en calle Lima, no. 105, Fraccionamiento Guadalupe, y en el  teléfono (618) 810-83-17. El horario de oficinas es de  lunes a viernes de las 10 de la mañana a 2 de la tarde.

 

Free WordPress Themes