El Sr. Arzobispo, Mons. José Antonio Fernández Hurtado, acompañado de todo el presbiterio de la Arquidiócesis de Durango, presidió la consagración de la nueva Capilla de la Casa Hogar Sacerdotal, dedicada a San Luis Batis. Junto al encargado de la Casa Hogar Sacerdotal, el Presbítero Manuel Bernardo Aguirre, el equipo colaborador de esta casa y los sacerdotes ancianos y enfermos que habitan en ella, se dio por inaugurada la nueva Capilla, ubicada en la entrada de la misma casa, a un lado del Seminario Mayor de la ciudad capital. La consagración se realizó por medio de una celebración Eucarística, presidida por el mismo Arzobispo, colocando una reliquia de San Luis en el altar, además de bendecir el sagrario y el Cristo. Aprovechando la reunión del Presbiterio, se pudieron congregar todos los sacerdotes de la Arquidiócesis para la celebración eucarística, además de visitar las villas y ver los avances de la construcción. Esta capilla representa una etapa más que se concluye dentro de las obras que están establecidas en el proyecto de la casa sacerdotal. “Es un honor y una alegría inmensa el poder contar con esta nueva capilla, pues en ella los sacerdotes enfermos y ancianos de ahora en adelante podrán utilizarla como un lugar para continuar con su servicio presbiteral, realizando algunas confesiones y celebraciones eucarísticas para la comunidad cercana al Seminario y/o para todos aquellos que se acerquen a pedir algún servicio sacramental”, comentó el Sr. Arzobispo.

Free WordPress Themes