19 de junio 2018- La Arquidiócesis de Durango ha participado, como cada año, en la peregrinación a la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, misma que se ha llevado a cabo el día 19 de junio en punto de las 12 del día, encabezada por el Sr. Arzobispo José Antonio Fernández Hurtado, y a la que acudieron Sacerdotes y fieles de la Diócesis, testigos de esta gran bendición de amor hacia la morenita. Esta peregrinación tiene como finalidad que los fieles devotos de la Guadalupana lleguen con amor y fervor hacia ella, en su propia Basílica, para agradecer por las grandes bendiciones obtenidas para cada uno de ellos. Se trata es una tradición que cuenta con más de cien años de historia, por lo que se ha vuelto de suma importancia para todos los devotos de la Santísima Madre de México que pertenecen a esta Iglesia Local de Durango. La peregrinación da inicio en la plaza Peralvillo a las 10:00 a.m., para llegar a la Basílica y dar paso a la celebración Eucarística, en punto de las 12 del medio día. En su mensaje, el Señor Arzobispo, puso como modelo de fe y esperanza a María, que a 480 años de su manifestación en el cerro del Tepeyac, ha traído a su Hijo a nuestra tierra mexicana. Puso en sus manos la vida de todos los fieles que pertenecen a la Arquidiócesis, en sus distintas regiones y decanatos, los sacerdotes, comunidades de religiosos y religiosas, centros de formación para laicos, Seminarios, autoridades civiles y académicas, estudiantes, empresarios, mineros, campesinos, ganaderos y comerciantes, a los enfermos y a los más débiles. De manera especial destacó a los migrantes, especialmente quienes se encuentran en Estados Unidos, que sufren separación de sus familias y atraviesan por peligros y dificultades. Resaltó, además, dos temas que están muy presentes: el Proyecto Integral de Pastoral, en plena realización en la Arquidiócesis, y las Elecciones 2018, para que se desarrollen en paz y tengan como resultado el progreso en justicia para nuestra nación y comunidades particulares. En esta ocasión se tuvo la presencia también de religiosas y alumnos del Seminario Conciliar Menor, además de los más de 450 feligreses de toda la Arquidiócesis. Que la Virgen de Guadalupe siga bendiciendo a todo el pueblo mexicano y en especial a nuestra Arquidiócesis de Durango.

  

 

Free WordPress Themes